Dulces sueños.


Fotografía: A. Morales * Collage tomando como base, un original de la sesión de estudio con Áfrika, con la inspiración en el Gulliver y Liliput. Este es un ejercicio de Photoshop, un copy&paste en la concepción más generosa del término.

FOTOGRAFÍA  A.MORALES 

Homenaje a Annie leibovitz


Fotografía: Collage partiendo de un original (Salón del clásico Hotel The Britannia de Liverpool), al que se le añaden diferentes trabajos de Annie Leibovitz, cuya figura central gestiona el conjunto). 
 A.Morales (C)

New York


Nadie regala nada a los neoyorquinos, y lo que tienen no es de ahora, se hizo poco a poco, a fuerza de emigrantes, de especulación, de oscuros tratos y de grandes ideas.

Pero lo que hoy contemplas en esta ciudad, se vuelve cercano, ameno y casi familiar, además esta gente está acostumbrada a las miradas de tantos curiosos, y comprenden que son/somos una fuente de ingresos nada despreciable. Por eso, se han vuelto -si alguna vez no lo fueron- cordiales, atentos y dispuestos a buscar una solución a lo que plantees.

La idea de que todo es posible, es un principio que se mueve por las calles, y es de agradecer, que frente a nuestros planteamientos, llenos de confusión, de gravedad, o de dificultad, para ellos, todo es posible, tan solo es cuestión de encontrar la salida mimetizada, que todas las cosas tienen por complejas que parezcan.

New York vive devorada por sus edificios, la Estatua de la Libertad, o el asesino de Lennon y convive con el dinamismo de los jóvenes, mezclado con las mil razas que en ella encuentran cobijo.

Esta ciudad es tan cercana, que te incorporas a su pulso, con tanta facilidad que nada en poco tiempo, te hace sentir extraño.

Fotografías: A. Morales (C) 2010

Penélope, con su bolso de piel....


Penélope


No recuerdo muy bien cuándo oí por primera vez esta canción, lo que es seguro es que llover, lo que se dice llover, hace ya un porrón de años. Lo cierto es que por entonces, la iconografía musical, y la corriente cultural que te obliga a intelectualizar a los autores de las melodías, no había aterrizado del todo, y Serrat no era tal a los efectos prácticos. Lo que si ocurría era que aquella canción, su ritmo y su historia, me provocaban cierta desazón, aún cuándo no había motivo alguno para temer nada de nadie, aún así, era triste, hermosamente triste, y hoy, sigue perfumando con aquel aroma. Unas obras inesperadas en el instituto, habilitaron unas aulas temporales en lo que es la actual Alameda Sundheim, y cargado con aquella mochila de infausto recuerdo, cada mañana sin saber como ni porqué, tarareaba aquella melodía. Recuerdo y fue un momento bastante singular, como uno de los compañeros de clase, de los menos cercanos, pero si habitual en el tránsito, me dijo, que a él también le gustaba, y me habló de Serrat y de mil cosas más. Fue tal vez la primera vez, que una canción me abrió una puerta inesperada, y me brindó la oportunidad de comprender que aquellas músicas, servían incluso para tener  puntos en común entre desconocidos, una especie de vínculo, algo que indiferentemente nos sustraía de nuestros mundos tan minúsculos.

Me gustaría pensar que tenéis la respuesta...


Para cuándo aquella niña-mujer se desvaneció de la noche a la mañana, en una de tantas curvas, en una de tantas noches, algo se quebró para siempre. Y pensar, como hacéis algunos, en que habrá otra vida para los que se marcharon, que están allí, con nosotros, ausentes pero presentes, me hace pensar en si tenéis razón o si el loco soy yo.

En alguna ocasión escuche aquello de "si me dieran una nueva oportunidad yo...", y tal vez tiene razón el que dice, que esa oportunidad la tenemos cada mañana al despertar, más que el que confía en un malabarismo o en un número de magia.

Las religiones en términos generales, hablan de la muerte y sin ningún pudor esbozan principios cuya inconsistencia y fragilidad exponen, como si de una ciencia exacta se tratara. Las creencias de cualquier tipo, tienen esos devaneos, los silogismos que utilizan  son tan sutiles como confusos, y por lo general carentes de sentido. Creer por presunción no es más que parte del ritual, algo a lo que nos hemos acostumbrado por debilidad, comodidad, arbitrariedad, duda o incluso por rutina.

Mantener los mitos de "otra vida", "dios", etc... y llegar a ellos con sumisión, sin análisis, creando un mundo paralelo al real, esgrimiendo diferencias sustanciales, morales, filosóficas, siendo todas ellas "imaginadas", no ayudan en absoluto a ver ni a valorar la verdad.

Me gustaría pensar que tenéis la respuesta, que el loco soy yo, que todo eso de lo que habláis existe, que todo lo que veo con mis ojos de humano es debido a algún tipo de intoxicación cultural.


Casi siempre inventamos "un dios" partiendo de la desesperación, desde el dolor, e invertimos todas nuestras fuerzas en crear un refugio a nuestra medida.


Me haría muy feliz siquiera poder presuponer, que en esa "otra vida", nos veremos, sea del modo que sea. Que habrá una continuidad, un reencuentro, una nueva "oportunidad", que todo esto tiene sentido más allá de lo material, de la química de la que estamos hechos, de las enzimas y de los impulsos eléctricos que nos hacen ser, pensar y cometer tantos disparates.


A los que vivís en esa esperanza os mando mi abrazo, a los que no encontráis respuestas como yo, aquí me tenéis para escuchar vuestras lamentaciones por la pérdida de seres queridos, y para aquellos que nos dejaron, nuestro sincero homenaje, nuestras lagrimas, nuestro cariño.


Fotografía: A. Morales (c) * Londres.

Sevilla envuelta en esquinas.


Después de 72 días de navegación, de complicadas jornadas en aquellos escuetos cascarones, sembrados de dudas, llenos de una intensidad que solo ellos recordarán, la emoción se hizo realidad, cuándo desde La Pinta, más ligera y adelantada, y desde su mástil, sin ningún freno ni rubor, Rodrigo de Triana gritó aquello de ¡tierra!, un hito no solo llegar, sino también tener el honor de haber sido el primer andaluz que divisó aquel continente desconocido.
A partir de aquel momento, Sevilla se convirtió en el puerto de entrada de cuantos bienes nos entregó, nos dispensó o arrebatamos a aquellas tierras americanas. De entonces, guarda, mantiene y respeta muchas de aquellas formas, jardines y callejuelas. La arquitectura del descubrimiento. 
Sevilla se abandona, y se envuelve en decenas de callejuelas llenas de historias y personajes, perfumada por manzanilla del condado de Huelva, enamorada a los pies del Barrio de Santa Cruz, en aquella discreta plaza salpicada de geranios y jazmines, culminada con una simple cruz, que un Almonteño esculpiese con hierros forjados cuajados de flores.
Es cierto, Sevilla tiene aromas de primavera, y mil esquinas salpicadas de ensoñaciones.

Fotografía: A. Morales (c) 2011 * Barrio de Santa Cruz. Sevilla.

Poder y seducción.

Y allí estaba ella, solicita, descarada, entregada, aparentemente ajena al mundo, mientras muy lejos de aquel lugar, los tiburones de las finanzas diseñaban estrategias paralelas, al margen de los negocios. Y es que ellos saben muy bien, que si se deja un ascua encendida, no importa lo apagada que esté, al final prenderá y estallará el fuego. Son conscientes de que en el mercado no vale detenerse a medio camino y dudar. Así se pierde más, y es obvio que habrá respuesta, es con la aniquilación total del adversario como se ganan las batallas. De las 48 LEYES DEL PODER, ésta ocupa el puesto nº 15. Existen universos paralelos, distintos niveles de conciencia, diferentes modos de sobrevivir, y ella lo hacía con su particular encanto, cautivando con su primitiva belleza salvaje. El poder y la seducción, enmascarados bajo distinta piel, saben muy bien como controlar al adversario, reducirlo y doblegarlo.

Fotografía: A. Morales * Modelo: Soraya (C) 2010


Lennon



Hoy habría cumplido 70 años de no ser por aquel desquiciado, en busca de relevancia gratuita y absurda.
Pese a todo, Lennon como tantos genuinos artistas, sigue entre nosotros. 
Vivir es algo a veces carente de lógica, en donde se mezclan las ausencias con la banalidad de lo más inmediato.

¡Feliz cumpleaños chaval¡

Imagen:  original de otro autor (c) , edición y versionado por A.Morales.

Marga Gil Roësset, en la memoria.



Fui buscando a J.Ramón (como firmaba en sus comienzos) y me encontré con Marga Gil Roësset, y después con sus otras mujeres: Blanca Hernandez-Pinzón, Susana Almonte y Carmen Rasco, "las moguereñas", las francesas: Jeanne Roussié y Francina a las que el poeta dedicó sus versos más encendidos: "Tu sexo negro, suave como un pulmón de pájaro", o " cuando te levantaba las faldas perfumadas", después vendría el sanatorio del Rosario y allí las tres novicias: Pilar Ruberte, Filomena y Amalia Murillo, de todas ellas sería Pilar la que más pasión convocó en su pluma, así dice evocándola: " Desde el primer día me pareció un mármol de museo, ablandado y calentado por mi", o " Deshojábamos nuestros cuerpos ardientes", sin embargo, la Hermana Amalia sería trasladada ante el escándalo y él, expulsado del sanatorio, la seguiría Louise Grimm, una de esas mujeres "altas,finas, un poco mustias" y finalmente Zenobia, su amor definitivo. Pero hubo otra, que quedó discretamente al margen.

Fui buscando al hombre y allí estaba, entrelineas, en sobres cerrados.

Marga Gil Roësset quedó postergada, oculta, tapada del anecdotario humano, casi mundano del Juan Ramón, casi silenciada. 

Marga llego a Juan Ramón a través de Tagore, es decir de la mano de Zenobia, por entonces la traductora al castellano de su obra.


Implacable al desanimo y en silencio, emerge, y reivindica desde la pasión que la contuvo y que la hizo naufragar, su amor y su desdicha por el poeta, por quien terminó suicidándose la mañana del 28 de Julio de 1932, de un tiro.

En su diario escribiría: "Y es que, ya no quiero vivir sin ti, no... ya no puedo vivir sin ti, tú, como sí puedes vivir sin mí, debes vivir sin mí.... como sobro, lo mejor es irme, y como sin ti, es que ni quiero, ni me importa nada, lo mejor es morirme".

Marga, escultora de gran proyección, de bellísima porte y elegancia, estaba por aquellos días trabajando en un busto de Zenobia, un trabajo inconcluso. La misma mañana, destruyó en su estudio casi toda su obra.

El periódico LA LIBERTAD se haría eco de la noticia en la edición del día 30 de Julio.
Marga contaba 24 años y Juan Ramón 50.

Tal vez, esta y esas otras pasiones que hablan de un Juan Ramón apasionado, libertino, enamoradizo, no hacen más que amparar al hombre que escribe. ¿Acaso  el poeta puede dejar de ser hombre?.

En un sobre cerrado, encontrado en su casa de Puerto Rico, con el epígrafe "Lo de Marga", el poeta tras su muerte, en agosto de 1932 escribiría diversos poemas y versos sueltos: "Tu sufrimiento, muerta tú, se ha quedado expandido sobre mi, como el rojo del sol, después de puesto, por la tarde. Sentimiento sordo, profundo, concentrado, inmenso...." y esta extensa descripción:










MARGA (GIL ROËSSET) 







Yo me había imaginado que Marga era rubia, como Consuelo su hermana mayor; y creí entreverla así en la penumbra carminienta de un palco, una mañana de concierto. Aquella tarde Marga era, y era morena pálida, de verdoso alabastro, con ojos hermosos grises, y pelo liso castaño. Sentada tenía una actitud de enerjía, brazos musculosos, morenos, heridos siempre de su oficio duro. Y al mismo tiempo ¡tan frágil! Llevaba el alma fuera, el cuerpo dentro. Le dije al momento: "Amarga. Persa. Fuerte, viril". 
En su arte, escultura, pintura, también estaba siendo oriental. Una desvelada imajinación una fantasía sinuosa y delicada, enfondada en ritmo redondo, misticismo sensual. Con una gran personalidad enmedio, centro, médula, eje. A los 24 años se libraba ya de los fatales de la escultura máxima actual: Mestrovic, Einstein, Rosandich, Fiori. Iba a ella, se atraía a sí misma como un imán. 




Al momento quiso hacer las cabezas de mi mujer y mía. Empezó la de mi mujer. Un hallazgo desde el primer instante, una primera distribución maestra, después un sentimiento natural y sobrenatural a la vez, sacado del fondo, sin otra estilización que la necesaria. Mi mujer le dijo que parecía que la estaba haciendo brotar, como una fuente, de la tierra. Soltada la piel anterior. Evolucionaba, estaba en la naturaleza penúltima. Iba sin duda a lo perene. Nuestras cabezas (no hizo más que una, tenía prisa), estaban siendo ¡quién lo hubiera sabido! el ensayo para su estraordinaria escultura yacente, resucitada. 











Venía contenta, nueva, salida de sus nubes. Nos traía jenerosa el regalo de cada día, de cada mediodía, de cada hora: rosas, libros, frutas, papeles, cintas de colores, Sin duda se encontraba a gusto trabajando con nosotros, trabajadores como ella. Era un ejemplo de vitalidad exaltada, de voluntad constante, de capricho enérjico. Trabajaba hora tras hora sin descanso, de pié, con dolor físico, cabeza, hígado, muelas. Se deshacía las manos, se caía, se hería. Manchada de yeso, punteados, los ojos de piedra cobraban una belleza ácida, una expresión injente. Se iba ya de noche, corriendo. Siempre corriendo, entrando, saliendo, cargada de cosas, subiendo, bajando. Dormía poco, abandonaba el comer. Café, té, vida abreviada. No le importaba seguramente vivir. Una estoica. 












Habíamos llegado a las Rozas a las 9 y 1/2, después de buscarla en vano por Madrid. Estaba en la mesa de operaciones de la Clínica de Urjencia Omnia. Un tiro en la cabeza, con la belleza no destrozada, descompuesta. Su mano estaba caliente, latía su pulso. Sangre a borbotones por la boca, la frente vendada de gasa. Una mirada ancha dilatada, salida, pero ¿sin ver?





Está enterrada en la Rozas. Un corralillo cuadrado con algunos cipreses. Fue llevada en hombros en su caja blanca llena de rosas. El forense le hizo una autopsia de hora y media y cuando salió llevaba el zapato de lona con sangre de Marga. Pasaban trenes por un lado, coches por otro. La fosa tenía tres metros de honda. A las 8 le echaron la primera tierra, con un ocaso amarillo miel tras el Guadarrama morado. 




Si pensaste al morir que ibas a ser bien recordada, no te equivocaste, Marga. Acaso te recordaremos pocos, pero nuestro recuerdo te será fiel y firme. No te olvidaremos, no te olvidaré nunca. Que hayas encontrado bajo la tierra el descanso y el sueño, el gusto que no encontraste sobre la tierra. Descansa en paz, en la paz que no supimos darte, Marga bien querida. 




Juan Ramón Jiménez 










De: Españoles de tres mundos y A B C literario de 14 de noviembre de 1997, más completa que la primera ya que, Francisco Hernández Pinzón, suprimió de dicha edición los tres últimos párrafos, para no herir a la familia de Marga y, posteriormente, su hija Carmen, los entregó al Diario ABC.

De lo más extraño.

Así es, resulta de lo más extraño y es sencillamente diferente, inusual o poco frecuente. Suele ocurrirnos que tratemos de reducir al absurdo todo cuanto sucede. Pasar de la comprensión más allá de unos y ceros, sies y noes o apagado y encendido, obviando cuanto sucede entre ambos extremos, es un modo de protegernos, de sentirnos seguros, creyéndonos que estamos controlando la situación. Y además esto solo sucede cuándo la síntesis lo permite, pero esta salvaje "reducción" no ha hecho más que acrecentar las dudas, mantener las sombras y permitir que lo absurdo sea rector y la percepción algo relativo a los sentidos, que queda situado en el terreno de lo confuso. Así nos va. Y por eso muchas veces vivimos o percibimos sensaciones inexplicables. Para cuando muchos de nosotros, creímos leer algunos de esos mensaje ocultos entrelíneas,un joven Elvis, hacía ya tiempo que deleitaba con su inigualable "I Cant help falling in love with you" a otros miles de jóvenes de todo el mundo, sin saber realmente que produce exactamente esa sensación que todos perciben. Algo de lo más extraño. 


*Imagen tomada de Internet sin referencias sobre el autor.

VIII edición de Atlantica Visual-Art
Mi nombre es Adolfo Morales, este Blog es una especie de caja de zapatos en la que voy dejando cualquier cosa que despierte mi interés: fotografías, opiniones, relatos y algún que otro desvarío. Todo desde la más absoluta originalidad y autoría. Si bien me apoyo mucho en imágenes para uso no comercial colgadas en diferentes comunidades, como LA PETITE ECOLE. Llevo desarrollando la plataforma Blogger desde sus inicios, una experiencia que desde el principio me ha deparado muchas satisfacciones y el encuentro personal y virtual con gente muy interesante.
Prohibida la reproducción total o parcial de las fotografias tanto como su distribución, comunicación publica y transformación con fines comerciales sin autorización del autor. Este Blog, utiliza igualmente exclusivamente con fines informativos no comerciales, imágenes de otros autores.
Reproduction, either totally or in part, of the photographs as well as their distribution, public Communications and transformation without the author´s prior authorisation is forbidden.
( art. 17 Secc.2ª Ley de la Propiedad Intelectual Intellectual Property Law)