New York 2022.




New York es una ciudad de película, aunque más cercana de lo que puedas imaginar. Sus enormes ciudades verticales mimetizan tan bien, que pasar una noche en un piso sesenta y tres te parecerá completamente normal. La arquitectura, por decirlo de algún modo no es joven, tiene sabor y sus edificios son bastante antiguos, aunque sólidos. 

Si algo observas a primera vista es, que a los Neoyorquinos les gusta “conservar” tanto su joven historia como en el ámbito doméstico. Si te sitúas en en el centro de Manhattan, en Broadway entre las calles 46 y 47 y te diriges a pié hacia el este, llegas a los puertos bañados por el Hudson, en apenas quince minutos, si por el contrario lo haces en dirección oeste, tardas el mismo tiempo en llegar a Las Naciones Unidas, si en cambio te propones ir a Central Park hacia el norte, lo harás en veinte minutos, y dirigirte al sur, hacía la City o el puente de Brooklyn lo tienes en algo más de media hora. Como ves, las distancias son asumibles y si además al aroma de la ciudad, con su gente elegante y extravagante mezclándose, le sumas la cantidad de rincones que te resultan familiares, los sencillos puestos callejeros de perritos calientes, sus taxis de color amarillo, terminas por no sentirte un extraño a diferencia de otras ciudades europeas más cercanas geográficamente. El Hotel New York - Times Square, puede ser un buen lugar en el que dejar reposar tus cansados huesos después de un largo e intenso día de descubrimientos.

Yo creo que el secreto de esta ciudad, es la suma de generosidad y transigencia, frente a los nacionalismos que esgrimen todo tipo de argumentos que amparan una defensa “in extremis” y legislan a golpe de decreto, y que no han entendido que superar el límite solo sirve para diluir el encanto de ser diferente.

Si a New York le golpease una gran ola, que la llegase a sepultar, aún así perduraría en el recuerdo como un lugar amable, el hogar de muchos snobs, escritores, músicos y sobre todo emigrantes.

“Una vez que vives en Nueva York y se transforma en tu hogar, ningún otro lugar te parece suficiente.” 
John Steinbeck, escritor.

Fotografía: A.Morales.

Planas, y el porno ilustrado Catalán.


No puedo por más que sonreír con las ilustraciones de Eusebi Planas. En plena Revolución Industrial, con la confrontación de Marxismo y Capitalismo, en la España Republicana de Azaña, esto de la ilustración pornográfica quedaba postergado a círculos muy selectos, íntimos y casi secretos.

No debo parecer pretensioso, al traer aquí y hacer un humilde homenaje a la figura de Eusebi Planas, ilustrador de La Dama de las Camelias, Historia de una mujer, Historia de la prostitución,50 Academias de mujer,Las cuatro sotas y El noble juego del billartodos ellos profusamente ilustrados con un sarcasmo genial y un exquisito juego de ironías.


Al fin y al cabo los humanos hacemos lo mismo desde el minuto cero de la vida, aunque muchos se hayan empeñado en ver lo impúdico por todas partes, una perseverancia de dudosa moral.


Amparados en la intimidad de la red, disfrutemos de estas jocosas ilustraciones del genial Planas y riamos de nosotros mismos, de nuestra apasionada e insustituible ridiculez.

Ilustraciones: Eusebi Planas (1833-1897).
Para saber más 

Una mujer desnuda...





No se lo que pensarán Vds., pero en mi caso, resulta muy atractivo contemplar un desnudo de mujer. La sabia naturaleza nos regala con un espectáculo de sensaciones, cada vez que una mujer se muestra en parte o en todo desnuda.

Desde que habitamos este planeta, las líneas femeninas han sido las precursoras y alicientes de la transformación que hemos vivido. No hay nada equiparable a una mujer desnuda. 

Es más que probable que hombres y mujeres tengamos distintas reacciones frente al otro sexo, pero es una realidad indudable, que nosotros os vemos como pequeñas “diosas” mientras dura ese reinado de sensaciones. 

Frente al victimismo feminista mal entendido, que condena cualquier expresión a este respecto, yo reivindico a la mujer y su belleza, como algo esencial en la relación que ambos géneros mantienen, sin entrar en el discurso fácil que lo posterga a: inteligencia, actitudes o facultades, ese no es el debate de hoy, este se centra solo en la sensual atracción que produce la contemplación de una mujer desnuda. Una obviedad que no necesita defensa.


"Una mujer desnuda y en lo oscuro 
tiene una claridad que nos alumbra 
de modo que si ocurre un desconsuelo 
un apagón o una noche sin luna 
es conveniente y hasta imprescindible 
tener a mano una mujer desnuda”.

Mario Benedetti 

Imágenes:  Autores no identificados coloreadas. A. Morales.

A la memoria de los mineros de Huelva.



No es remover, es solo recordar y hacer un brevísimo homenaje a hombres y mujeres de su tiempo, que fueron capaces de defender sus ideas pagando el más caro sacrificio del que somos capaces los seres humanos. 
Desde las Minas de Riotinto, se organizó una caravana cargada de dinamita y mal pertrechada para la defensa, que se encaminó hacia Sevilla en los primeros días de la rebelión militar de Franco, según bajaban de la sierra, se fueron uniendo milicianos de otros pueblos. Llegados a Sevilla, fueron víctimas de una emboscada, y fuerzas de la Guardia Civil al mando de Haro Lumbreras, hasta entonces Comandante en Huelva y que también se dirigió a Sevilla, adelantando a esta columna, con la idea de defender La República, nada más llegar se puso a las ordenes del alzamiento, y su primera misión fue repeler la llegada de estos mineros. La caravana voló por los aires, y prácticamente la totalidad de aquellos hombres murieron sin poder contrarrestar aquel engaño. Los que sobrevivieron fueron ejecutados en las siguientes horas. Durante la guerra y los años que la siguieron, las minas fueron objeto de especial represalia, y además de bombardeos las purgas acabaron con la vida de muchos de sus habitantes.
El valor de la lealtad y fidelidad a los ideales que tenían por entonces, es muy diferente al que nosotros hoy le damos, al menos en el día a día. Es bueno y conveniente recordar que no remover, y darle a cada cual el sitio que la historia le ha reservado.

Imagen: A. Morales

¿Que fue de Ann Sean, Judith Bann y Holly Petersen?



No puedes depender de las versiones, siempre son intencionadas y en ocasiones la distancia recorrida confunde la realidad con la ficción.

Aquellas chicas, las únicas blancas de Lawton, fueron pequeñas diosas. Extremadamente pálidas y con aquellos ojos de cristal transparentes, eran diferentes. Siempre iban juntas a todas partes y siempre acompañadas de un criado, un joven esclavo negro que las asistía en cualquier circunstancia.

La instantánea corresponde nueve años antes de que las conociera, para entonces unas jóvenes que habían desarrollado una confusa personalidad.

Según me conto Tom, el actual jefe de la plantación MOK, Ann se hizo periodista y se traslado a Alaska, pretendió hacer carrera con los Republicanos, aunque fracasó debido a un escándalo sexual. Le acusaron de violar a unos chicos de color. Después le perdió la pista. Judith, al descubrir que en realidad era negra, se volvió loca. Diversas crisis no superadas, y la dependencia de psicofármacos la empujaron a saltar al frío Hudson, un 5 de Noviembre. Jamás encontraron el cadáver. Mientras que Holly, fue asesinada en Columbus. En un macabro ritual fue despedazada en su dormitorio. Su cabeza desapareció y meses después fue descubierta empalada en un campo abandonado a las afueras de Lawton. 

En aquellos olvidados años de esclavitud, en la plantación MOK, estas chicas al amparo del poder de sus ricas familias, cometieron todo tipo de abusos y sometieron a toda clase de vejaciones a niños y jóvenes negros. En más de una ocasión, en extenuantes y depravadas ceremonias sexuales, obligaban a ser testigos de sus alucinaciones a las novias de los chicos elegidos. La crueldad fue su filosofía. 

En verdad, no creo todo lo que cuenta Tom. Es un hombre vencido por los años, apenas unos meses para jubilarse. Vive solo. Sus padres, su hermano Jeremías y su bisabuela, fueron uno tras otro, muriendo en la plantación, víctimas de la escasez y la poca higiene, incapaces de superar aquellos malditos años. Él fue dado en adopción y durante cinco años, trabajó como criado de aquellas niñas. Cuándo cumplió los quince, lo enviaron al campo y trabajó como un peón mas. Aún tiene cicatrices en la palma de las manos, que acaricia mientras habla. Conoció toda la transformación y la llegada de la libertad, aunque demasiado tarde para muchos de ellos. 

¿Que habrá sido de aquellas chicas?.



Imagen: original de Gustav Oehme. “Tree young girl”.
Daguerrotipo. Colección Bockelberg. Hamburgo. 
 Ficción y coloreado A. Morales.

El Norte.


Ahora que es invierno, respirando esa humedad tan propia del campo, observando el meticuloso trabajo de la naturaleza, en los costados que apunta al Polo Norte, al Septentrión de los Romanos, y sobre todo oyendo el silencio, la amplia quietud de las cosas, la paz que da ese sosiego generoso, en el que la vida es un todo. Así a su abrigo, nos agradece el sordo abrazo con el que nosotros nos entregamos a tan magnífico espectáculo.

Fotografía: Aracena, Enero 2010.

Fidelidad.


Hay perros que aún desconociendo el latín, saben de fidelidad mucho más que nosotros.

Su significado original está vinculado a la lealtad (de una persona para con un señor o un rey). 
La palabra "fidelidad" deriva de la palabra fidelitas (latín), y su significado es servir a un dios.


“Los hombres jóvenes quieren ser fieles y no lo consiguen; 
los hombres viejos quieren ser infieles y no lo logran”

Oscar Wilde.

Imagen: “Pooch” Se desconoce su autor.

Deje de mirarme, quiere?.


¿Que es lo que quiere?, deje de mirarme de una vez.

Aquel maldito día, fui inesperadamente sorprendido por mi colega Williamson, que se hacía acompañar por un joven y taciturno fotógrafo, un tipo realmente extraño.

Ambos agazapados entre los cortinajes, estuvieron capturando imágenes de los miembros de la Order of the Golden Daw, algo prohibido por más señas.  

Fui sustraído de mi plácida y habitual tarde de lectura, entre paisajes de Turner, en mi sillón preferido de la sala B, acompañado de un selecto brandy de cerezas de las bodegas Kuyper, embebido en aquel trabajo que  lograba conciliar perfectamente, los símbolos egipcios con la adaptación que hicieron después los primeros cristianos. Un modelo de usurpación inteligentemente bien adaptado.

Después la Orden trasladó a sus paredes aquellos retratos, y mucho tiempo después, tras los bombardeos, el inmueble que se vio afectado, terminó siendo derribado y todos sus enseres desaparecieron. Todos menos este retrato, que cuelga de las paredes del anticuario Balthasar Appleby, situado justo detrás de la caja registradora, y que inevitablemente todo visitante queda absorto hurgando en mi mirada. 

Lo curioso del caso es que yo, inexplicablemente puedo verle también a usted, y créame no soporto que me miren a los ojos más allá de unos pocos segundos, y si acepta un consejo, cambie de peinado, además de cómico resulta ridículo y usted señorita arréglese un poco, así desaliñada y extremadamente doméstica resulta sinceramente, patética. Definitivamente esta usted en manos de la cosmética. 

¿Lo ha entendido ahora?, ¿quiere otro consejo?, pues entonces, deje de mirarme.


Fotografía de autor desconocido (restaurada ligeramente), 
para la Serie “Lo que cuentan las fotografías”.
A. Morales.

La caja mágica.

¿Desde cuándo ejerces de voyeur?, no, no se me indigne, y me responda con cierto dramatismo teatral, “yo jamás he sido un mirón”. Espere un poco, tratemos de analizarlo con cierto orden, y verá que tanto usted como yo, somos voyeurs, aunque como diría Jose Mari “en la intimidad”. 

La curiosidad es una característica común a todos los seres humanos, es algo natural. Observar lo que nos rodea, y ver que ocurre, hacernos preguntas y contemplar las diferencias que nos separan, es una cuestión de todos los días.

Los avispados comerciantes de principios del siglo XIX, idearon lo que denominaron CAJAS MÁGICAS, unos artilugios a modo de grandes cajas con ruedas que exponían de pueblo en pueblo, a cambio de unos céntimos, y que consistía en poder asomarse al interior a través de unas lentes, en las que contemplar imágenes de otros lugares, de otras personas. En esa deriva, aprendieron que lo que más aceptación tenía era ver a mujeres y finalmente a mujeres semidesnudas. Una obviedad propia de una sociedad comandada por adustos y distinguidos varones. El machismo está muy extendido la verdad.


Estos artilugios evolucionaron para convertirse en verdaderas cajas mágicas, en las que en vez de fotografías, podías contemplar través de unos ventanucos a cambio de algunas monedas más, a modelos esta vez en carne y hueso, como se dice por el sur, semidesnudas y en tiempo real. Los actuales Peep’s Show son la derrota de aquel romanticismo inicial, aunque tienen el mismo principio.

Seguirá preguntándose, ¿y que tiene que ver todo eso conmigo?. Pues verás, el fin de La Caja Mágica fue primero el Cine y más tarde la televisión y la industria de soportes afin. Estos sistemas nos permitieron contemplar a gran escala lo que antes era marginal y escaso. Desde el desove de la trucha común hasta la última porno en 3D. Y así nuestra curiosidad queda saciada, porque poder observar a otros en lo que sea, reporta cierta satisfacción, suele ser una escuela “de la vida” y a muchos de nosotros nos enseña trucos, alimenta sueños y fomenta otras divagaciones. El morbo tiene muchas caras sinceramente.

Ya sea la Caja Mágica, los Peep’s Show, el Cine o la Televisión, todos son un poco lo mismo, y ahora no me diga que jamás a tenido la curiosidad de mirar a través de la cerradura de la puerta para ver que ocurre allí dentro, en aquella habitación de hotel, en la casa de su vecino, o en aquel sitio que solo usted conoce. ¿Ni siquiera ha tenido el impulso?. 

Mire, esto de observar sin que te vean es tan común, que no merece la pena argumentar nada más, pero si usted me dice, que jamás le dio por ahí, quien soy yo para ponerlo en duda.

Imagen coloreada de autor desconocido * A. Morales.

Appleton.


Suele ocurrir en todas las edades, que tus referentes sean por regla general, aquellos que no están a tu alcance. Puedes admirar a un músico, conocer sus canciones, utilizar sus gestos, imitar  su comportamiento, o usar un vestuario similar. De este modo se produce un imaginativo mimetismo y el clímax está servido.

A cierta edad, poco puedes hacer en Appleton, salvo recorrer el sendero del río, poner trampas a los castores, pescar o curiosear detrás de las vallas del Club Privado de la Oil Company of Wisconsin,  a menos que te lo inventes. 

Para Elisabeth, imitar lo que contemplaba a escondidas, era un juego, un anticipo de lo que estaba por venir, un entrenamiento.

Es muy común que cuándo nuestro decorado no nos complace, nos fijemos en otros, por lo general dispares, esperando encajar en ellos. También es muy frecuente, que nos encontremos atrapados dentro de una piel que nos encorseta  e incomoda, y de la que queremos escapar, a veces antes de tiempo. 

Tal vez esa extraña calma de Appleton, hizo que el gran Harry Houdini la usase para inscribirse el 6 de Abril de 1874, como nacido allí, aunque hubiese ocurrido en Budapest algunos días antes. Al fin y al cabo ¿quien depararía en aquel detalle, en una ciudad en la que apenas ocurre nada?.
*
Edición (versión libre A.Morales) de una imagen original titulada
 “Sally Mann, Candy, Cigarette” de  1989. 
Todos los derechos pertenecen a S&R Pieper Family (c) Sally. 

Déjà Vu.



Si Paul, aquel verano en Silver Lake fue el mejor de nuestras vidas, allí estaban el abuelo Richard, la tía Margaret, nuestros padres, nosotros tan niños. Tú con el gorro rojo en primer término y ese gesto de pequeño diablillo, y yo de pié , junto a la tata Elis, sin gorro, parecía una encantadora muñeca rubia.

Después de ese entrañable mes de Agosto, ingresaste en el Colegio Interno para chicos de la Congregación St. Paul de Illinois, y yo al año siguiente, ya sabes, en aquel horrendo internado para chicas, plagado de estúpidas cretinas que solo pensaban en hacerse con algún joven millonario. Siempre hubo excepciones, mi amiga Claire me ayudó mucho entonces.

Han pasado tantos años. Supe de tu éxito con la editorial y me alegré mucho por ti, y me sentí tan orgullosa.., pero nuestras vidas corrieron distinta suerte y apenas tuvimos tiempo para volvernos a ver. 

Sigo en la finca de Kansas, ya somos propietarios de 1300 acres, y el ganado no nos va nada mal, incluso llegamos a tener un cruce efectivo, después de muchos intentos, conseguimos una raza estable, un selecto ternero conocido como Lake’Paul, ya ves en tu honor, y tú sin saberlo, aunque siempre estuviste en mi corazón, jamás te olvidé, como estoy completamente segura que tu hiciste lo mismo conmigo.

He visto a tus hijos, apuestos, jóvenes, inteligentes como tú, no te preocupes dejas el negocio en buenas manos. 

Un abrazo hermano. Volveremos a vernos. Silver Lake siempre estará ahí. Descansa en paz. 


Imagen tomada en algún momento entre 1907-1932 por Charles C. Zoller. 
Perteneciente a la George Eastman House Collection. 
Sin restricciones.


Crecer hasta los 16.



Esta fotografía de autor desconocido bajo derechos The Commons, perteneciente a la Colección de la National Media Museum  y sobre la que me he permitido la libertad de hacer un juego de color, cut-out para "los entendidos”, destacando en blanco y negro  a los protagonistas del tono sepia natural de la fotografía original, resume bastante bien el titulo de la entrada “Crecer hasta los 16”, es decir hacerlo justo hasta dónde el mundo de los sueños, las aspiraciones más inalcanzables o la inocencia se mantengan intactas. A partir de entonces, y casi precipitadamente te inicias en la toma de decisiones, en la definición de tu futuro, en creer que ya no eres un crío, en que tu personalidad, el sexo, las drogas, dios o la revolución, son una prioridad y que tú manejas los hilos.

Es en este estado de alucinación adolescente que comienzas a desbaratar tantas cosas que creíste, por las que hubieses dado todo y la cuneta la vas sembrando de cadáveres ahora convertidos en fantasmas, debidamente argumentados para tratar de darles esquinazo. Pero por el resto del tiempo, la confusión más elemental nos acompañará y no dejaremos jamás de hacernos preguntas y volverémos una y otra vez a buscar a aquellos niños, tratando de encontrar el punto exacto, aquella  esquina que giramos aquel día perdida en la memoria, tratando de comprender en qué nos equivocamos.

Las imágenes transmiten más allá del instante en que fueron captadas, representan la posibilidad de estar al otro lado del espejo, esta imagen es la prueba.


*

VIII edición de Atlantica Visual-Art
Mi nombre es Adolfo Morales, este Blog es una especie de caja de zapatos en la que voy dejando cualquier cosa que despierte mi interés: fotografías, opiniones, relatos y algún que otro desvarío. Todo desde la más absoluta originalidad y autoría. Si bien me apoyo mucho en imágenes para uso no comercial colgadas en diferentes comunidades, como LA PETITE ECOLE. Llevo desarrollando la plataforma Blogger desde sus inicios, una experiencia que desde el principio me ha deparado muchas satisfacciones y el encuentro personal y virtual con gente muy interesante.
Prohibida la reproducción total o parcial de las fotografias tanto como su distribución, comunicación publica y transformación con fines comerciales sin autorización del autor. Este Blog, utiliza igualmente exclusivamente con fines informativos no comerciales, imágenes de otros autores.
Reproduction, either totally or in part, of the photographs as well as their distribution, public Communications and transformation without the author´s prior authorisation is forbidden.
( art. 17 Secc.2ª Ley de la Propiedad Intelectual Intellectual Property Law)