En la soledad de la Red.


Yo tampoco tengo ganas de decir nada, este oficio de Bloguero, es a veces cruel, por una parte te sientes solo, otras demasiado arropado, de nuevo aislado, y en el fondo piensas, ¡que leches¡, pero que tengo yo que contar a nadie, y así andamos. 

Comprendo que carezca de interés, así es que te libero de husmear por aquí, y libérame también a mi, de tu silenciosa compañía.

Músculos, tatus y crestas para las abejas.



Ya se que es todo biología, que está pensado y diseñado para perpetuar la especie, que viene a ser lo mismo que el color de las flores, para atraer a las abejas y propiciar la inseminación subordinada, que es lo equivalente a las feromonas que nosotros “los machos”, en el sentido más biológico del término, teóricamente emitimos, o los trucos y perspicacia de los machos “alfa”, que utilizan todo tipo de resortes para atraer a su virtual red, a las probables hembras fértiles.

Y si es así, no me podréis negar, que la excelencia de la naturaleza, se procura el mejor de los recursos con las “hembras" y su estilismo es cuándo menos una provocación constante. Y a nosotros, "que nos vayan dando", como adjetivo superlativo obviamente.

También me pregunto, ¿por qué tantas diferencias?, no me negareis que entre el desnudo de una mujer y el de un hombre (referido al grupo de género más común y heterosexuales), no hay equilibrio que se sostenga. ¿Acaso el reclamo biológico tiene que ser tan extremo, que viste a la dama y posterga al varón a un estadio que no necesita de ningún otro apoyo?, y si es así ¿cuanto más feo más hermoso?.

Curiosa naturaleza, que es tal sutil, que puede hacer una diosa, con el solo atrezzo de un sencillo pañuelo atado a la cintura.

¿Qué es lo que reclaman las mujeres, qué les seduce?, a nosotros, los “alfa” de medio pelo, esos seres tan  “elementales” según las malas lenguas, es bien cierto que un pareo morado nos sustrae y siquiera por unos instantes, es capaz de llevarnos en volandas de un lugar a otro, cuándo no hacernos volar directamente. Aún así, jugando en esa desventaja también procuramos una selección “natural”, y la verdad todas, todas no nos gustáis. 


Según las últimas tendencias, las plumas, crestas o las pseudo feromonas que propelemos, están siendo sustituidas por musculitos, tatus, o rapados a lo Sioux, por lo que parece que se impone más lo salvaje, entendido como más elemental, sobre cualquier otro concepto. ¿No será que esa misma naturaleza, nos está diciendo de algún modo que perpetuar por perpetuar, carece de sentido y que para echar un polvo no son necesarios más argumentos?.


El 15M tan al uso ahora por todos, y para todo, también debería revisar los fundamentos Ideológicos, Sociales y Filosóficos en los que venimos abundando las generaciones actuales, porque de esos nutrientes hemos parido una sociedad como la actual, si no cambiamos las fuentes, poco cambiarán las formas. Los viejos principios de la filosofía del que se nutren las viejas ideologías, no deberían continuar siendo referentes útiles.


La verdad, tan solo parece que algo nos hayamos movido en las barreras de la “moral” o en los prejuicios de índole religioso, en lo demás más bien poco o nada. 


Imagen: ejercicio de coloreado, sobre un original de otro autor.

Lo de las Sirenas es un cuento chino.



Desde que accedió a aquel empleo temporal, en el viejo hostal Punta Diablo, no dejó de dormir cada noche, con una sensación nueva.

Ayer fueron los extraterrestres, el miércoles el asesinato de Kennedy, el martes la Conspiración de los Illuminattis, y hoy, tocaban las Sirenas.

Hubiese dado un dedo de su mano más diestra, por conocer y oír a alguna de aquellas míticas Sirenas de Ulises. Tantas veces se imaginó formando parte de aquel cascarón en el retorno a Itaca, que se le hizo duro entender que de Sirenas, nada de nada.

La joven Albanesa de la habitación nº 12, se encargó en un plis-plas, de desmitificar aquel absurdo encono con aquellos monstruos, mitad pez, mitad mujer.

Ayer, después de media noche, cuándo el Hostal ya reposaba en aquel lejano cabo, acariciado por la luz de la luna, entre velas, charlas amigables y copas heladas de cava con ginebra y limón; se encendió la luz de aviso de la habitación nº 12.

Dana, la escritora de ocupaba aquella habitación, le había contado mil y una historias, su condición de escritora le otorgaba un raro poder de convicción y su madura belleza un atractivo irrenunciable. 

No era usual que llamase a recepción a esas horas. Tomó la llave auxiliar y sobrevoló los escalones de las tres plantas, zigzagueó entre pasillos y clientes y procuró que tan solo pasaran segundos, su propio récord, para acudir a la llamada, desde que el inesperado luminoso se tornase ámbar.

Golpeó la puerta con los nudillos, la llamó con cierta angustia,¡Dana¡,¡Dana¡. Desde dentro una suave voz, le invitó a entrar, ”pasa Luís, usa la llave auxiliar por favor”.

Cinco segundos bastaron para romper el mito. Dana se movía con dulces ondas en la bañera, iluminada tan solo, con la luz de la luna. 

“¿No querías conocer una Sirena?”, le dijo, “hoy seré tu Sirena Luís”.

Jamás volvió a pensar en esas abstracciones caricaturescas. Se dijo a si mismo, que tal vez, la mejor de las historias pasa a cada rato, a pocos metros de la recepción, cuándo cualquier viajero se asoma y pide una habitación en Punta Diablo.

Imagen: Ejercicio de coloreado sobre original de otro autor.



La isla.




Desde que llegó a aquella isla, perdió la memoria y en ocasiones hasta la dignidad. Dejó de reivindicarse y se limitó a cumplir con el ritual: vivir, sobrevivir, postergar, olvidar, redefinir, adaptarse, en definitiva interpretar un nuevo papel.

Aunque de tarde en tarde, la brisa y la melodía del océano acariciando la costa, le devolvían a ese punto de lucidez ahora en su segunda piel, y surgían las preguntas, las dudas, los argumentos.

También los fantasmas se asomaban a aquel faro perdido de cualquier mar y le hablaban a través de las botellas de otros náufragos, que hacían estación en la playa cada mañana. 

Según la enfermedad se fue apoderando de su naturaleza, hora a hora se entretuvo en irle consumiendo, y el horizonte se  le antojaba también un mar inmenso, inexpugnable.

Algunas noches, sobre aquella inmensa oscuridad, inesperadamente, algunas estrellas brillaban con más intensidad y parecía querer decirle algo, o así lo imaginaba. Esos susurros le hacían conciliar el sueño.

Finalmente, un día casi de improviso, se atavió con su mejor vestido, se enredó el pelo con pequeñas flores lilas, tomó su viejo diario y se dispuso en aquella oquedad labrada en la tierra, mirando al oeste, donde el sol culmina su trabajo diario, hasta quedar mimetizada con el paisaje. 

Nadie supo más de aquel visitante, ni de aquellos sueños, simplemente llegaron otros náufragos y ocuparon su lugar. 


Fotografías: A.Morales (c) 2011
Imagen superior * Faro de Llançar (Gerona)
Inferior * En el entorno del Charco Azul (Isla de El Hierro)

"Esperando el impacto" de Bersuit Vergarabat



¿A dónde iré?
Como un fusil cargado
Tirando a cualquier lado
Es resignación
O es la lucidez
Antes del final
Suelo bucear
En un mar hirviendo
De cara a la libertad
Hoy viajo solo y sin volver
Será que el resto es languidecer
Me gusta estar cayendo
Voy esperando el impacto

Dejaré
Mis sueños vencidos
Para otra ocasión
Como un Big Bang
Quiero estrellarme
Cerca de la eternidad
Y hoy viajo solo y sin volver
Será que el resto es languidecer
Me gusta estar cayendo
Voy esperando el impacto
Y en el abismo me encontraré
Y en la caída te nombraré
Me gusta estar cayendo
Voy esperando el impacto
Algo falló
Todo sigue estando
Algo cambió
Todo sigue igual que ayer
Sigo esperando el impacto
Sigo esperando el impacto



Voy esperando el impacto




Café solo, con dos terrones por favor.


- Jamás habría imaginado tomar un café así.
-- ¿Así cómo?. 
- Así.., contigo, así tan.. sensualmente provocadora.
-- Los hombres siempre tan indispensables como elementales, solo hace falta un poco de trasgresión y os volvéis locos.
- Pues si, reconozco que es como dices, lamento no dejar de mirar tus espectaculares terrones de azúcar. 
-- ¿Te gustan?. Hoy quiero hacer de este café, el mejor de toda tu vida.
- Nnnnno tengo palabras la verdad.
-- Siempre que volvemos a Valldemossa, sacamos todo aquello que nos resulta imposible en cualquier otro lugar. ¡Déjate llevar¡, ¡disfruta de tu café y de mis p.....¡.
- No se si podré. Estás preciosa. Arrebatadoramente preciosa. Exuberante. Esa clase que tienes cuándo agitas la cuchara es única y tú mirada, capaz de traspasarme, desarmarme y dejarme a tu capricho, resultan patéticamente indefendibles.

La serena melodía del Nocturno de Chopin, lo devolvió a aquellos otros veranos, y por unos instantes, lo mantuvo felizmente ausente.

--- Señor, ¡señor...¡
--- ¿Tomará algo caballero?.
--  Volviendo en sí, dijo: si, otro café solo, con dos terrones por favor.
--- ¿Otro?.
--  Quiero decir... si, traígame ese café solo, gracias..



Fotografías: highspeedsteels y la red.

Al ritmo de las mareas.



Momento 1 “La Conquista”

Algo de aventurero no me negaras que tiene, eso de llegar, otear el horizonte, decidir el punto geográfico más acertado y clavar la sombrilla, apuntalándola con el interior de la tierra, asegurando un anclaje fuerte y competente.



Momento 2 “El Despliegue”

Tras esos primeros instantes de cabo zapador, y con la seguridad de tener todo bajo control, desplegar la sombrilla no deja de ser de lo más gratificante, ahora en la culminación del ritual de la sombra, solo queda saber dónde está el sol y hacia dónde despliega su sombra, para buscar la inclinación más acertada y aplicarla a la logística de la mañana playera. 


 Momento 3 “El Trono”

Definitivamente, situar la silla-trono al uso, en el ángulo más provechoso y conforme a la evolución ya estudiada del astro rey, y dejar caer tus lindos lomos sobre el plástico fibroso, de colores armoniosos con la estación, insertar tus pies en la humedad de la arena, y abrir un libro, un diario de información o cerrar los ojos , y dejarse abducir por el clímax playero:  oír, el paso de la brisa entre tus carnes, las pequeñas sacudidas del aire sobre tus párpados, o contemplar la procesión de almas desnudas, semidesnudas, abiertamente ridículas, cuando no difícilmente elegantes, vuelve a ser por decisión propia, parte de la parafernalia del estío, que cada día acude con más insolencia a nuestras agendas.
Es verdad, que de entre esos despojos, entre encaje y encaje, de tarde en tarde, no solo aparecen Las Sirenas de Ulises sino también aquellos aguerridos marinos, embriagados  con aquellos cantos, que no son estos de Georgie Dann, aunque si menos festivaleros.

Fotografías: A. Morales (c)

El paso por el Vado del Quema * EL Rocío 2011.





Cuándo no es Mayo, Junio toma el testigo y es el mes de la cita con la Ermita del Rocío y su patrona, y así caminos, peregrinos, caballos, carretas, devoción, alegría y pellizcos en el corazón, se encuentran en cualquier momento.

Antes, durante y después de que haya pasado todo, esto del Rocío, por alguna sinrazón, que no por la fe al uso, produce esa atracción tan especial, que me hace ir y tratar de descubrir al Rocío en alguna de sus facetas.

Asistir por primera vez al discurrir de las hermandades, que transitan desde Sevilla por Aznalcázar y el peculiar paso por el vado del Quema, o como se dijera, el “Jordan” de los peregrinos, no deja de ser emocionante. Un paso que se remonta al 27 de Mayo de 1814 y que desde entonces no ha cesado de crecer y ser el lugar, en el que los que hacen por primera vez “el camino”, se bautizan simbólicamente, para decir que ya son peregrinos.

En fin, algo tiene esta tradición que me espolea, y me hacen vivir con una emoción “sin nombre” estos momentos, algo que te araña por dentro y que no sabes a qué responde realmente, pero que solo deja un buen poso.

Fotografías: A.Morales (C) 2011

Mano de betún sobre bases erróneas.



No conozco ninguna obra de arte, que justifique con  argumentos lo que representa, lo que pretende decir o lo que el autor parió en un momento de ofuscación creativa, sin saber muy bien a qué razones atender. Pura parida creativa. 

Si buscas orden y lógica en los productos creativos, es señal de que no has entendido nada. Se trata de mera percepción. No tiene que ver, ni con el concepto de belleza, equilibrio o proporción de los puretas del arte, que tratan “a posteriori” de justificar cualquier cosa, aunque todos intervienen. Hay que dejarse llevar, jugar con la intuición, leer en lo absurdo, vivir la magia de lo observado por muy sorprendente que a la luz de la lógica pueda parecer. No necesitas justificar nada. Es un instante peer to peer, y si hay conexión bien y si no bien también, ni una cosa conduce a lo celestial ni lo contrario a la frustración.

Las obras de arte, comúnmente reconocidas, tienen ese punto “común” de conexión, que es reconocible por mucha gente, y no tiene que ver ni con culturas, costumbres, técnicas o manuales al uso.

Un “artista” sabe que los colores están ahí, esa inmensidad de posibilidades condensadas, en brochas, lápices o latas de pintura. Un crítico de arte, sin sensibilidad, pretende justificar el uso de los colores, algo completamente surrealista, ser academicístas pervierte el modo de entender el arte y debería estar prohibido por ley.

El “arte” escrito con todas las fuentes, no atiende a reglas formales, es solo percepción, un modo de comunicación que solo somos capaces de interiorizar, ajeno a la supuesta cordura de lo cotidiano.

Crear como vehículo de comunicación, atiende a la regla común de no tener reglas.

Ahora viene aquello de “me gusta, y no se por qué”.



"¿Por qué?” * José Mouriño.

Montaje * Fotografía original A.Morales (C)

Silla eléctrica con y sin personaje.



En 1967, en el Centro penitenciario de Illinois, se le preguntó a un reo del corredor de la muerte, cómo se enfrentaba a la silla eléctrica, a lo que éste repuso “la vida es solo cuestión de suerte”.


A.Morales (C) montaje rápido usando de base una silla eléctrica.


VIII edición de Atlantica Visual-Art
Mi nombre es Adolfo Morales, este Blog es una especie de caja de zapatos en la que voy dejando cualquier cosa que despierte mi interés: fotografías, opiniones, relatos y algún que otro desvarío. Todo desde la más absoluta originalidad y autoría. Si bien me apoyo mucho en imágenes para uso no comercial colgadas en diferentes comunidades, como LA PETITE ECOLE. Llevo desarrollando la plataforma Blogger desde sus inicios, una experiencia que desde el principio me ha deparado muchas satisfacciones y el encuentro personal y virtual con gente muy interesante.
Prohibida la reproducción total o parcial de las fotografias tanto como su distribución, comunicación publica y transformación con fines comerciales sin autorización del autor. Este Blog, utiliza igualmente exclusivamente con fines informativos no comerciales, imágenes de otros autores.
Reproduction, either totally or in part, of the photographs as well as their distribution, public Communications and transformation without the author´s prior authorisation is forbidden.
( art. 17 Secc.2ª Ley de la Propiedad Intelectual Intellectual Property Law)