Atunes. El Ronqueo.

El proceso de despiece de un Atún toma el nombre de RONQUEO, un viejo oficio que ya conocían Fenicios y Romanos. Sacarle el máximo partido al atún, transforman esta especialidad profesional y le confiere una muy alta cualificación. La anatomía del Atún contiene un amplia gama de sabores, así descubrimos: Mormo, Morrillo, Facera, Solomillo, Parpatana, Galeta, Ventrecha, Tarantelo, Cola, Descargamento, Higados y Huevas.
Barbate (Cádiz) como tantas otras almadrabas tratan con pulcritud, paciencia y esmero el atún que de un modo u otro pasará por nuestra mesa. Estas imágenes corresponden a una visita guiada organizada por el Punto de Información del Parque Natural La Breña y Marismas del Barbate a través de  Arcosur Servicios para el Medio Ambiente 
( Tfno: 956 45 97 80 * e-mail: p.i.brenaymarismasdelbarbate@gmail.com)













Fotografías: A. Morales (C)

Los nativos llaman a estas tierras EL PORTIL.




..Más allá de lo que pudiéramos imaginar, encontramos en aquellas tierras una civilización que vivía junto al océano. Una tierra soleada y calma que pintaba el paisaje de magenta, tierra y verdes azulado, rica pesca y playas interminables.

Estos nativos hablan distintas lenguas y hacen del mar su casa: juegan, almuerzan, se dan baños a pocos metros de la orilla. Y allí frente, pudimos ver como una gran lengua de tierra a modo de flecha cruzaba el mar, dejando a un lado y a otro pasillos por los que discurría aquel río oceánico, y los hombres caminaban entre las olas como lo hiciera Nuestro Señor, y las embarcaciones parecían cruzarse entre ellos. A todo este paisaje le llaman El Portil. Escribimos esto en el cuaderno de bitácora, el décimo sexto día de navegación, tras encontrarnos con aquel mar embravecido que acabó con los instrumentos de navegación reduciendo el velamen a guiñapos de tela que apenas nos ayudaron a llegar a este paraíso inesperado, no sabemos si este es el continente que tan ansiosos buscamos...

Julio de 1645 d.C.
Capitán Justino Cifuentes.
Navío: Nuestra Señora de Esquilache.



A.Morales (C)
El Portil / Cartaya ( Huelva)


La cigüeña astróloga.


Desde su atalaya, la cigüeña astróloga observa las estrellas y el paso de otras bandadas de aves que irrumpen en el azul que ella gestiona desde no se sabe cuándo. Dicen que está tuerta, que un grano de hielo la golpeó en un ojo, que cayo aturdida y terminó allí arriba y que desde entonces observa el cielo y sus percances. Dicen también que aquel golpe la hizo diferente, que tiene cosas que no parecen de cigüeña, que parece que te mire y te entienda aún siendo ave. La cigüeña astróloga no tiene nombre, entre ellas, las cigüeñas no comprenden ese hastío de los hombres por ponerle nombre a todas las cosas, "ellos creen que lo saben todo" comentan entre ellas. La cigüeña astróloga goza de una excelente reputación en la comarca, a ella acuden todas las que de paso la reconocen y le piden consejo sobre los vientos, las mareas, o el brillo de la luna. Siempre está sola cuándo no comparte sus conocimientos y nunca le falta pequeñas lombrices en su singular nevera allí en lo alto, en su atalaya. La cigüeña astróloga parece que no fuese cigüeña.
A.Morales (C)

Paisajes por escribir.


No todo está terminado, ni cerrado, ni estamos abocados solo a resistir. El paisaje sigue siendo un desconocido en busca de autor, espera los versos del poeta, las acuarelas del pintor, la silueta del deportista, las aventuras de tantos Indiana Jones. No, esto apenas acaba de comenzar y nos espera. Ahí fuera hay cientos de hojas en blanco, multitud de colores, tablas de surf y huellas de vete a saber que especie desconocida. No, no estamos esperando, solo resistiendo, pero ese esfuerzo no es suficiente, hay que sacar lápices, rotuladores, y cartas de navegación y reescribir todo este desconsolado desatino de esa especie que ha liderado nuestras ciudades, las normas, las reglas y hasta la moral. No, no estamos resueltos a resistir, estamos preparándonos, cambiando los resortes, los mapas, y levantando eso si muros muy altos en los que meter toda esa basura. Demasiada para un país que está demasiado acostumbrado a contenerse. Resistir es solo parte de la estrategia que nos liberará de estas generaciones de alimañas. No hay que tener piedad de ellos, solo hacer justicia y cada día levantar una fila más en ese muro infinito.

Fotografías: A. Morales (C)

Cae meteorito en el Hudson.


Todos la desearon alguna vez, y muchos enajenados desearían verla destruida. La ciudad de los sueños de libertad, de los grandes desafíos, la ciudad de los retos, de los poetas, la que siempre aguarda la desdicha a pesar de su aparente calma, New York es única.

....Una gran ola se abrirá paso por la ciudad, inundando calles y avenidas. Por unos días Venecia hará capital en la gran manzana, todo se cubrirá hasta las plantas diez y doce. Desesperación y locura en la ciudad más orgullosa de todas. Del mar viejas naves resucitarán y transitarán por Park Av, la 6ª y la 10ª.
La predicción se habrá cumplido, un meteorito impactará en el Hudson, no habrá posibilidad de esquivarlo...  (De Paridas para una noche de verano).

Fotografías * Edición A. Morales (C)



Yeguas de El Rocío.


Nosotros perdidos entre papeles y power's point's, estrategias y sinergias, perdemos la sintonía con nuestra propia esencia y su conexión con la naturaleza, cada vez más hostil y distante. Espectáculos como este, en el que madres e hijos galopan juntos después de haber vivido en libertad, asilvestradas en las Marismas de El Rocío, nos hace reflexionar y nos dan la oportunidad de decirnos que "aún es posible".


Fotografías * Edición A. Morales (c)
Yeguas de las Marismas de El Rocío/Almonte (Huelva).

Rafael Alberti.


¡A VOLAR!

Leñador
no tales el pino,
que un hogar
hay dormido
en su copa.

Señora abubilla,
señor gorrión,
hermana mía calandria,
sobrina del ruiseñor;
ave sin cola,
martín-pescador,
parado y triste alcaraván:

¡a volar,
pajaritos,
al mar!

Rafael Alberti * Marinero en tierra.

Fotografía * Edición: A. Morales / Visitante inesperado en El Palomar de La Breña.

VIII edición de Atlantica Visual-Art
Mi nombre es Adolfo Morales, este Blog es una especie de caja de zapatos en la que voy dejando cualquier cosa que despierte mi interés: fotografías, opiniones, relatos y algún que otro desvarío. Todo desde la más absoluta originalidad y autoría. Si bien me apoyo mucho en imágenes para uso no comercial colgadas en diferentes comunidades, como LA PETITE ECOLE. Llevo desarrollando la plataforma Blogger desde sus inicios, una experiencia que desde el principio me ha deparado muchas satisfacciones y el encuentro personal y virtual con gente muy interesante.
Prohibida la reproducción total o parcial de las fotografias tanto como su distribución, comunicación publica y transformación con fines comerciales sin autorización del autor. Este Blog, utiliza igualmente exclusivamente con fines informativos no comerciales, imágenes de otros autores.
Reproduction, either totally or in part, of the photographs as well as their distribution, public Communications and transformation without the author´s prior authorisation is forbidden.
( art. 17 Secc.2ª Ley de la Propiedad Intelectual Intellectual Property Law)